Los bototos y yo: Edad, ciclos y moda.

e0

Alguna vez en mi vida, hace varios –varios- años, escuché la siguiente frase rotunda: Las mujeres deben seguir la moda hasta que se les repite la primera que siguieron. De ahí en adelante, deben optar por empezar a vestirse de forma clásica, sin seguir al pie de la letra la moda, pues ya pasada una edad, esto no resulta elegante.

Para explicarlo mejor, ésta máxima, que quien sabe la habrá dicho para que haya quedado tan grabada en mi cabeza, es más o menos así: Los ciclos de la moda son, como todos sabemos y valga la redundancia, cíclicos. Según los expertos, éstos ciclos varían según distintos factores, pero se mantienen en periodos de aproximadamente de 15 a 20 años, en los que la moda vuelve a los quince o veinte años anteriores. Así podemos explicar que durante los dosmiles, los ochenta hayan estado de moda, asi como en los noventa, los setenta fueron la principal fuente de inspiración. En la práctica, entonces, si alguien empieza a seguir la moda a los 15 años (más o menos a la edad en que tomamos las desiciones acerca de nuestra ropa sin ninguna ayuda externa, aunque claramente esta edad ha bajado) podríamos decir que esa persona, a los 30 años, se encontrará con que la moda de su adolescencia está otra vez de moda y que ése es el sonido de alarma para empezar a vestirse de modo más clásico. Ojo, según la máxima que previamente dijimos.

e2

El problema es que yo, actualmente en mis jovencísimos y llenos de vida mid twenties (como prefiero decirles) me encuentro en ésta situación. Más exactamente cuando se trata de un objeto que pretendo usar este invierno: Los bototos militares. Cuando pienso en lo lindos que se verían mis pies con unos bototos, y lo útiles que me resultan para el invierno, sin piedad la cruel frasecita anteriormente expuesta resuena en mi cabeza. Ya los usé en 1997, al comienzo de mi vida fashion. ¿Estoy muy vieja para usar los bototos de inspiración militar que quiero? ¿Debo, a mi corta edad, resignarme a usar zapatos de taco de inspiración mamá? Según la frase, la respuesta es si.

e1

Sin embargo, aunque el sentido común fashion me lleve a pensar que algo de verdad hay en la máxima del terror (claramente hay una edad en que colgarse todas las tendencias no resulta gracioso) creo que las reglas como ésta se han flexibilizado. Ya no es como hace 30 años en que una mujer a los 30 era básicamente una mamá conservadora y que a los 40 era lisa y llanamente una vieja. Mucha agua ha pasado bajo el puente, y aunque toda esta agua nos lleve a ejemplos de negación de la edad medios tristes (a ti te hablo, Madonna) y de niñas de catorce vestidas como prostitutas de lujo (a ti te hablo, Miley) me gusta pensar que vamos en buen camino. Aunque sólo sea una justificación para volver a comprar los bototos que usé tan graciosamente hace 13 años.

Ahora que lo pienso, ojalá los hubiera guardado.

Este post fue publicado originalmente en Viste la calle el 07 de Abril del 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s